Respuesta de emergencia 24/7 (954) 233-1100

No existe un remedio casero probado para este virus. El calor o el frío extremos, las soluciones salinas nasales, comer o aplicar ajo o cebollas en la piel, rociar el cuerpo con alcohol o cloro y otros remedios caseros similares no matan los virus. Si bien el alcohol y el cloro son desinfectantes útiles, solo deben aplicarse según lo recomendado en la etiqueta o por un profesional, es decir, un médico, farmacéutico u otro personal médico.

*Rociar alcohol y cloro puede afectar las membranas mucosas de los ojos, la nariz y la boca.

Se recomienda aplicar desinfectantes de manos a base de alcohol con al menos un 60% de alcohol para lavarse las manos. Hazlo frotándolos hasta que se sequen. El uso de desinfectantes para manos, sin embargo, no reemplaza el lavado de manos, ya que el agua y el jabón son la mejor opción.

De acuerdo con las pautas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), nuestros técnicos proporcionarán una limpieza intensificada de superficies visiblemente sucias, puntos de contacto altos y cualquier otra área que pueda haber sido afectada por el virus. Este proceso incluye el uso de desinfectantes de grado hospitalario registrados por la EPA para la limpieza de la contaminación por COVID-19 (Coronavirus) y otras enfermedades respiratorias virales en entornos comerciales, institucionales y domésticos.

Limpiar y desinfectar objetos y superficies que se tocan con frecuencia son las acciones recomendadas para ayudar a prevenir la propagación de enfermedades respiratorias, como el coronavirus. Dado que cualquier superficie puede volver a contaminarse después de la limpieza, y debido a que el coronavirus también se transmite de persona a persona, no se garantiza que los servicios de PuroClean prevengan la propagación del coronavirus. Visite el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades para obtener más información sobre el coronavirus, su propagación y prevención.